Arthur Conan Doyle. (1859 -1930).

La vida es infinitamente más extraña que todo lo que la mente del hombre pueda inventar.

Médico, novelista y escritor de novelas policíacas, creador del inolvidable detective Sherlock Holmes.

Conan Doyle nació el 22 de mayo de 1859 en Edimburgo y murió un 7 de julio de 1930 con 71 años de un ataque al corazón, en Crowborough (Inglaterra).

Algunas de sus obras ilustradas las podéis encontrar en Nórdica Libros .

ESTUDIO EN ESCARLATA. NÓRDICA
Tras la publicación en esta misma colección de El perro de los Baskerville, con ilustraciones de Javier Olivares, seguimos con nuestro propósito de publicar todas las novelas de Conan Doyle que tienen como protagonistas al detective más famoso de todos los tiempos, Sherlock Holmes, y a su inseparable doctor Watson.
Publicada en 1887, Estudio en escarlata es la primera entrega de la serie, en la que John H. Watson inicia las memorias de sus aventuras. Todo comienza cuando él y Holmes van a compartir casa en la ya famosa dirección del 221B de Baker Street. Allí, Watson convivirá con las excentricidades de Holmes y será testigo de su asombrosa habilidad para obtener información sobre todo lo que le rodea. Aturdido en ocasiones por la personalidad del detective, Watson se verá, sin embargo, deslumbrado por su genialidad.
Fernando Vicente ha recreado este caso y ha dado vida gráfica a estos dos míticos personajes.

Sus obras completas:

  • Estudio en escarlata (1887).
  • El signo de los cuatro (1890).
  • Las aventuras de Sherlock Holmes (1891–92).
  • Las memorias de Sherlock Holmes (1892–93).
  • El sabueso de los Baskerville (1901–02).
  • El Regreso de Sherlock Holmes (1903–04).
  • El valle del terror (1914–15).
  • Su última reverencia (1908–17).
  • El Archivo de Sherlock Holmes (1924–26).
  • El mundo perdido (1912).
  • La zona ponzoñosa (1913).
  • The Land of Mist (1926).
  • Cuando la Tierra lanzó alaridos (1928).
  • La máquina desintegradora (1929).
  • Micah Clarke (1888).
  • La compañía blanca (1891).
  • The Great Shadow (1892).
  • The Refugees (publ. 1893, escrita 1892).
  • Rodney Stone (1896).
  • Uncle Bernac (1897).
  • Sir Nigel (1906).
  • Las hazañas del Brigadier Gerard (1896).
  • Las aventuras del Brigadier Gerard (1903).
  • La boda del Brigadier (1910).
  • El relato de J. Habakuk Jephson (1884).
  • El gran experimento de Keinplatz (1890).
  • La tragedia del Korosko (1898).
  • A través del velo (1907).
  • Cuentos de la penumbra y lo invisible (1919).
  • El hombre de Arkángel (1925).
  • El abismo de Maracot (1929).
El perro de los Baskerville de Arthur Conan Doyle, ilustrado

“El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes”. Tatiana Tibuleac.

 

Tatiana Tibuleac.

Nace en 1978 en Chisinau municipio más grande de Moldavia (Rumanía).

Hija única de un periodista y de la correctora de un periódico.

Estudia periodismo y comunicación en la Universidad Estatal de Moldavia.

Se dió a conocer con su columna “Historias verdaderas” en 1990 que se publicaba en “Flux”, uno de los periódicos más importantes de lengua rumana.

Ha sido presentadora de noticias y reportera en ésta misma ciudad hasta que en 2008 se traslada a París.

Su primer libro se publico en 2014, “Fabulas modernas”, un libro de relatos.

Es en 2016 que gana numerosos premios literarios con su novela: “El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes”, traducida al francés y español. Primer novela en llegar a España.

“Jardín de vidrio” gana en 2018 el Premio de Literatura de la Unión Europea. Es su segunda novela la que según la autora es la que más le costo escribir. Trata de la historia de una niña que crece entre un orfanato de Moldavia y la casa de una mujer que quiere explotarla en tiempos de la caída de la Unión Soviética.

“El verano que mi madre tuvo los ojos verdes”

Esta novela nos lleva a reflexionar sobre el perdón, el nunca es tarde para volver a empezar, lo que se puede reparar a pesar del tiempo y de toda circunstancia.

Una narración ruda, sin piedad que comienza mostrando la dura relación maternofilial entre Alesksy y su madre.

Podíamos pensar que la novela está relacionada a la vida intima de la escritora y su madre, pero nada más lejos. Aunque si podríamos decir que buena parte nace del miedo de la autora: al cáncer y ser buena madre.

Un verano en el que conoce a una mujer que estaba mueriendo de cáncer y recuerdos de infancia que surgieron junto a su padre fue el punto de partida, el estado de ánimo que la lleva a dar vida a los personajes.

El argumento princial es la maternidad y el resentimiento que nos lleva a desencuentros.

La voz es masculina, esto hizo que la autora pudiera contarnos hechos tan duros y violentos con más comodidad.

Aleksy, el personaje, es un artísta plástico famoso y desequilibrado. Su psiquiatra le recomienda escribir sobre el último verano que pasó con su madre., a la que él describe al comienzo como: fea, inutil,gorda y tonta.

Nos relata su niñez marcada por la péridida de su hermana, el abandono de su padre y su internamiento en un psiquiátrico. Culpa a su madre el haber heredado no saber amar.

Tampoco su madre ha sido amada, no ha cumplido sus sueños y la muerte de su hija es lo que hace que la situación sea insostenible.

El odio a su madre se irá transformando a través de la novela cuando su madre le confiesa su enfermedad.

Culparse unos a otros es lo que sucede en algunas familias, en la mayoría de las personas, cuando el dolor es tan grande que no se sabe gestionar emocionalmente y aflora el rencor, resentimiento y odio.

A través del cáncer Aleksy llega a tener una relación normal con su madre, llegarán a entenderse.

Con frases aforísticas sobre el estado de los ojos de la madre la autora nos da un respiro a la intensidad de cada capítulo.

Cada uno de nosotros tiene un drama en su interior que puede estallar en cualquier momento – dice la autora.

Las cosas pueden repararse a pesar del tiempo y de todo, el amor y la compasión son el camino.

Editorial Impedimenta.

“Ninguno de nosotros volverá”. Charlotte Delbo.

“Ninguno de vosotros volverá” editado por Libros del Asteroide

Autora: Charlotte Delbo

Delbo

Charlotte Delbo nace en Vigneux- sur- Seine una población cerca de París y muere el 1 de marzo 1985.

En 1934 se casa con George Dudach, por ese entonces trabaja con Louis Jouvet, actor y productor.

Cuando los alemanes ocupan Francia (1940), Charlotte se encontraba en Bs As con la compañía de actores.

Su esposo trabajaba para la resistencia como el mensajero del poeta Louis Aragón militante comunista.

Louis Aragón: (1897 – 1982) poeta , novelista francés. Fue uno de los fundadores del surrealismo junto a André Breto y Philippe Sou Pault.

Charlotte y George son parte de la resistencia, imprimen y distribuyen panfletos antinazi. Colaboraron activamente en la publicación de la revista clandestina “Lettres Francaises”.

El 2 de marzo de 1942 fueron arrestados, la policía siguió a un mensajero hasta su departamento, aunque este logró escapar, el 23 de marzo le disparan a su marido.

U año después, 23 de enero de 1943, Charlotte y 229 mujeres francesas fueron encarceladas y mandadas en tren a Auschwitz. Este convoy pasó a ser una leyenda ya que entran al campo de concentración cantando la Marsellesa. Solo sobreviven 49 mujeres.

Al finalizar la guerra en 1945, luego de recuperarse en un hospital suizo, Charlotte vuelve a Francia, donde comienza a escribir “Ninguno de nosotros volverá” que será publicado 25 años después y será la primera parte de su principal obra, la trilogía “Auschwitz y después” formada por : “Ninguno de nosotros volverá”, “Conocimiento inútil” y “La medida de nuestros días”.

La primer parte la publicó en 1965, demoró por el miedo a que no le hicieran justicia a una de las mayores tragedias de la humanidad. Los otros volúmenes se publicaron en 1970 y 1971.

Trabaja para las Naciones Unidas en 1960 y para el filósofo francés Henri Lefebvre (1901- 1991) perteneciente al partido comunista.

Fallece en 1985 a los setenta y dos años de edad de cáncer de pulmón.

Es importante centrarse en las mujeres porque nos hace comprender más detalladamente lo que ocurrió en el Holocausto. Cómo desarrollaron una manera de vivir en los guetos y campos.

En los primeros años del régimen nazi las mujeres tuvieron más trabajo y responsabilidades, tenían que administrar sus hogares con poco dinero, comprar alimentos en tiendas hostiles, darle apoyo emocional a sus hijos que eran acosados en los colegios y dar consuelo a sus maridos que eran despedidos de sus empleos y profesiones por las nuevas leyes antisemitas.

Los periódicos judío alemán cinco años después de que Hitler estuviera aún en el poder animaba a las mujeres a prender velas y dar alegría a sus hogares.

Muchas son las historias que han sido contadas a través de los años desde el holocausto, muchas voces y un solo sentimiento. Cada una de estas historias contadas desde lo más profundo del ser humano.

La sed, uno de los peores tormentos, el frío que calaba los huesos, la poca comida y falta de higiene , las condiciones extremas donde un ser humano resiste con la mínima esperanza para poder sobrevivir.

El testimonio de Delbo sobre los campos de concentración naciz es uno de los pocos contados por una mujer. Una recopilación de recuerdos breves, contados de una forma poética a través de una voz colectiva desposeída de identidad.

La autora encuentra palabras para contar lo inefable, creando belleza donde no la hay.

Con oraciones cortas con el ritmo de cada respiración entre tanto sufrimiento. Tiene el compás de la muerte.

Perder la memoria era el miedo de Charlotte, porque para ella, decía …”perder la memoria es perderse a una misma”…

Por una ración de pan, canjea a una gitana francesa llamada Lilli, un libro opúsculo de “El misántropo” en una edición de Larousse. Un drama de Molieré escrito en 1666, donde expresa el descontento con la sociedad y particularmente con el género humano. Obra escrita en verso y que consta de cinco actos, la acción dura un solo día.

Para Lilli era inconcebible que alguien pagara tan alto precio por un libro.

Cada noche Charlotte se aprendió un fragmento de memoria como ejercicio, ya lo había hecho con números de teléfono y direcciones.

El relato tiene secuencias muy duras pero Delbo nos muestra la esperanza en las pequeñas cosas.

EL 27 de enero se conmemora el 75 aniversario de la liberación de Auswchitz, con esta obra Delbo mantiene viva la memoria de tantas personas que perdieron la vida, los gestos de amistad y la compasión por los muertos.

foto Delbo

El niño perdido. Thomas Wolfe.

el niño perdido imagen

Thomas Wolfe nace un 3 de octubre de 1900 en Asheville (Carolina del Norte) y fallece con 37 años de una tuberculosis cerebral el 15 de septiembre de 1938. Era el menor de ocho hermanos.

Curso sus estudios en la Universidad de Carolina del Norte en CHapel Hill y fue miembro de la sociedad dialéctica y de la fraternidad Pi Kappa Pi.

Hizo dramaturgia bajo la dirección de Baker con quien produjo en 1923 “Bienvenido a nuestra ciudad”. Wolfe fue protagonista en algunas piezas teatrales como: “El retorno de Buck Gavin” y “La tercera noche” en 1919.

Edito el periódico de la Universidad y ganó el premio al Mérito en Filosofía por su ensayo titulado: “La crisis en la industria”.

En 1922 recibe la maestría en Harvard.

Ya instalado en Nueva York en 1924 comienza a enseñar inglés durante siete años en la Universidad y en la revista de la misma publica su primer artículo  en 1917. Así sus poesías, dramas y relatos también formaron parte de dicha revista.

A veces el fracaso nos lleva a triunfar, en el caso de Wolfe fracasar como autor dramático lo lleva a ser un gran novelista y a recorrer Europa en 1926, quedándose en Londres ya que consideró el lugar mas idóneo para escribir.

Al volver a Nueva York ocupa su puesto en la Universidad como profesor y se dedica a escribir por las noches.

En julio de 1938 enferma de neumonia.

Las obras publicadas en castellano hasta el momento por Editorial Periférica son: “Una puerta que nunca encontré”(2012), ” El niño perdido” (2011), “El angel que nos mira” (2009).

“El niño perdido” publicado en 2011 por Periférica fue traducido por Juan S. Cárdenas.

La prosa de Thomas Wolfe despertó la admiración de William Faulkner y Otros.

Es  un relato a cuatro voces y una de ellas es el mismo Wolfe. Ambientada en 1904, es una reconstrucción de su vida familiar, una novela autobiográfica centrada en contar la vida de Ben, su hermano preferido que muere de tifus con tan solo 12 años. Experiencia que marco un gran dolor en la vida de Wolfe, quizás el más grande y que describe de una manera detallada con un registro fotográfico y sensorial. Nos habla de la inocencia, de las heridas irreparables de la vida, de la memoria del pasado y lo hace de una manera conmovedora.

Grover es el protagonista, un niño serio y pensativo, aturdido por la belleza y crueldad del mundo. Wolfe presupone que las palabras nunca podrán ser tan incisivas como la mirada febril de un niño de 12 años con una mancha de nacimiento en el cuello.

Una de las cuatro partes de este maravilloso relato  plantea al chico, a sus vecinos y familia, a su pueblo. Todo contado en tercera persona.

En la segunda parte su madre describe en el tren el semblante de su hijo mayor yendo de paseo a la Exposición Universal.

La tercer parte a través de una foto, la hermana que es la narradora, nos habla de los hechos que surgen de dicha imagen.

Por último la cuarta parte, su hermano pequeño cuarenta años después trata de recordar hechos de su familia que ya no existe en la casa donde vivieron.

Todo este bosquejo se ve truncado por la enfermedad inesperada, el tifus.

Wolfe es un obsesionado por el paso del tiempo, un narrador difícil de olvidar. Su escritura es refugio de una gran belleza e intensidad. Escribía como si supiera o intuyera que el tiempo se agotaba, que se le escapaba de sus manos.

Recordemos a Rulfo, con “Pedro Páramo” se labró un nombre imperecedero, “El niño perdido” lo es para Wolfe.

La grandeza de la escritura reside en la sencillez.

 

 

La Librería. Penelope Fitzgerald.

la libreria

LA LIBRERIA. Penelope Fitzgerald.

Biografía

Nace el 17 de diciciembre de 1916 en Lincoln ( Reino Unido) y fallece el 28 de abril del 2000 en Londres a los 83 años. Su nombre de soltera era Penelope Knok hasta 1941 que se casa con Desmond Fitzgerald, un soldado irlandés que muere en 1976 y con quien tuvo tres hijos.

Hija de Edmund Knox, editor de la revista Punch y sobrina del teólogo y escritor de novelas negras Ronald Knox, del criptologo Dilly Knox y del estudioso de la biblia Wilfred Knox. Penelope vivió rodeada de intelectuales, todos varones .

Novelista, ensayista, poetisa y biógrafa inglesa. Curso sus estudios en Wycombe Abbe y en Samerville College de Oxford. Durante la segunda guerra mundial trabajo en la BBC.

Al morir su esposo, Penelope escribe la biografía de su padre y sus tíos en la que ella misma no se

menciona. Este mismo año publica su primera novela “The Goleden Child”, una novela policíaca y cómica inspirada en la tumba de Tutankamon. Se burla de la política del museo, los académicos y el espionaje de la guerra fría.

Hasta los setenta años enseña arte dramático. También trabaja en una librería de Southwold “Suffolk”, ésta experiencia es la que la lleva a escribir el libro “La Librería” en 1978 con el que fue ganadora del premio Booker.

Otra de sus vivencias la inspiró para escribir “A la Deriva”,época donde termina la guerra fría y su esposo Fitzgerald se vio agobiado por los horrores vividos llevandolo a abandonar su carrera de abogado tras falsificar cheques. Así sus vidas caen en la pobreza y comienzan una vida menesterosa. Se mudan entonces a una casa fluvial a orillas del Támesis.

Tuvo una carrera tardía, recién con 58 años publica su primer libro, la biografía del pintor Edward Burne Jones del Reino Unido.

Su obra notable es “El encantamiento de Merlín” (1975).

En 1984 escribe la biografía del poeta Charlotte Mew, luego ya comienza a escribir novela histórica: “El inicio de la primavera” (1988), editada por Impedimenta en el 2011.

“ Inocencia” (1986).

“La Flor Azul” fue su última novela centrada en al figura del poeta y filósofo del siglo XVIII Novalis.

Desde que comenzó a escribir con 58 años hasta sus 83 años que falleció, Penelope Fitzgerald desarrollo una extensa obra.

La Librería.

Publicada por impedimenta en 2010 y llevada al cine por Isabel Coixet.

Florence Green es el personaje principal que vive en un pequeño pueblo costero ubicado en la región este del Reino Unido llamado Suffolk apartado literalmente del mundo caracterizado por lo que no tiene.

Para reivindicarse Florence abre la primer librería del pueblo en un edificio abandonado, con humedades, con su propio poltergeist, pequeños espíritus que hacen ruidos y movimientos de los muebles atormentando a la clientela.

Como todo lo nuevo no siempre es aceptado y como una fuerza silenciosa sus habitantes comienzan a intimidarla. El cinismo del pueblo es tragicómico. La única que no quiere sabotear su negocio es una niña de diez años que Florence contrata como ayudante.

Tuvo que enfrentarse al antagonismo de los pueblerinos, chismosos, clasistas, cínicos y que solo le importaban las apariencias. Para ellos esto es lo que les da poder e importancia.

En invierno el clima del pueblo era ventoso, con lluvias que amenazan a las infraestructuras, y en verano no alcanza con los pocos turistas que van ya que los gastos de los destrozos son cuantiosos.

Se destaca el olor a humedad y encierro, el moho y las manchas en las paredes, nos acerca a través de los sentidos a ese húmedo invierno.

Poner a la venta una primera edición de “Lolita” de Novokov hace a la librera enfrentarse a los prejuicios. Recordemos que “Lolita” trata de una obsesión sexual de un hombre de mediana edad por una niña de doce años. En esa época catalogado como pornográfico.

Violet no leyó “Lolita” y aún así encontró la excusa perfecta para incitar el cierre de la librería. No quiere que los habitantes se formen una opinión de un libro que le disgusta, aún sin haberlo leído.

Violet Garmart entabla una lucha sin cuartel, cerrar la librería es su objetivo ya que recela todo lo que escapa a su poder. Es la clara oposición de Florence.

Que Violet los invitara a su mansión era un honor que daba prestigio a los pueblerinos invitados, ella era la referencia social.

La propiedad del viejo edificio de Old House era ideal para la ubicación de un centro cultural en el que dar conciertos y conferencias, no para una librería.

Otro de los aliados de Florence a parte de Christine, es un anciano de porte aristocrático que aunque haya perdido gran parte de su influencia la apoyará hasta sus últimos días.

Este libro es una entomología librera, tragicómica que expresa el sentimiento y la lucha de llegar a un lugar nuevo y querer mantener un sueño a pesar de toda ignorancia que la rodea.

Quizás le falte fuerza emocional pero para los que hemos cerrado una librería hay pasajes tan claros que nos identificamos.

Una de las mejores autoras inglesas del siglo XX.

Ernesto Cardenal. ( 1925 – 2020). Poema: “El celular”.

ernesto cardenal

Ernesto Cardenal es un poeta nacido en Nicaragua el 20 de enero de 1925. Desde niño se sintió atraído por las letras y quiso buscar una forma de cambiar el mundo. Se lo conoce por sus ideas políticas marxistas y su defensa de la teología como única salida a los males que aquejan hoy al mundo.
A causa de sus principios fue despreciado en más de una ocasión por los líderes de la iglesia católica; sus planteos dejan en evidencia que esta institución no se parece en nada a la fundada por Cristo. Para Cardenal, entre el Cristianismo y el Marxismo no hay diferencia, son dos formas que engloban la misma manera en la que deben vivir los seres humanos. Dice que ninguna de estas ideologías se ha llevado a la práctica y que una revolución (pacífica o no) sería la única solución posible para arreglar el mundo imponiendo ideas más comunitarias, donde el bien común fuera el objetivo fundamental de toda acción.
En 1965 fundó una comunidad cristiana en una de las islas de Solentiname, y publicó su obra “El evangelio en Solentiname“. Juan Pablo II lo amonestó públicamente por propagar una doctrina contraria a las ideas de la iglesia.
En varias ocasiones ha estado entre los nominados al Premio Nobel de literatura; en 2009 fue condecorado con el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en Chile y a principios del 2012, con el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

 

El celular
Hablas en tu celular
y hablas y hablas
y ríes en tu celular
sin saber cómo se hizo
y menos cómo funciona
pero qué importa eso
lo grave es que no sabes
como yo tampoco sabía
que muchos mueren en el Congo
miles y miles
por ese celular
mueren en el Congo
en sus montañas hay coltán
(además de oro y diamantes)
usado para los condensadores
de los teléfonos celulares
por el control de los minerales
corporaciones multinacionales
hacen esa guerra inacabable
5 millones de muertos en 15 años
y no quieren que se sepa
país de inmensa riqueza
con población pobrísima
80% de las reservas mundiales
del coltán están en el Congo
yace el coltán desde hace años
tres mil millones de años
Nokia, Motorola, Compak, Sony
compran el coltán
también el Pentágono y también
la corporación del New York Times
y no quieren que se sepa
ni quieren que se pare la guerra
– 15 –
Entre los poetas míos… Ernesto Cardenal
para seguir agarrando el coltán
niños de 7 a 10 años extraen el coltán
porque sus pequeños cuerpos
caben en los pequeños huecos
por 25 centavos al día
y mueren montones de niños
por el polvo del coltán
o martillando la piedra
que les cae encima
también The New Yor Times
que no quiere que se sepa
y así es que no se sabe
ese crimen organizado
de multinacionales
la Biblia identifica
justicia y verdad
y el amor y la verdad
la importancia pues de la verdad
que nos hará libres
también la verdad del coltán
coltán dentro de tu celular
en el que hablas y hablas
y ríes en tu celular.

El profesor de Humanidades Majfud gana el premio Literario Internacional Independiente.

El profesor de la Universidad de Jacksonville, Jorge Majfud, puso mucho de sí mismo en su novela El mismo fuego , que recientemente ganó el Premio Literario Internacional Independiente.

Orrizonte Atlantico, la agencia literaria italiana que organizó la competencia, llamó a la novela del Prof. Majfud “una autobiografía existencial basada en las experiencias del autor durante la última dictadura militar en Uruguay”. El Prof. Majfud considera que el “yo” es esencial para escribir ficción.

Prof. Majfud

“El arte real es una exploración del mundo humano interior”, dice el profesor Majfud, quien está a punto de ver su octava novela publicada este año. “Para comprender los sentimientos de los demás, necesitamos explorar y comprender nuestros propios sentimientos y emociones, normalmente contaminados con nuestras propias ideas, que nunca son exclusivamente nuestras, sino que provienen principalmente de una larga historia humana. De la misma manera que un automóvil es una extensión de nuestro cuerpo, el arte – ficción – es una extensión de nuestro ‘yo interior’ ”.

Además de escribir ficción, el Prof. Majfud, que ha enseñado en la Universidad de Jacksonville desde 2010 y es profesor asociado de español, literatura latinoamericana y estudios internacionales, también escribe artículos académicos, libros y ensayos.

“Cuando escribimos trabajos académicos o libros, tratamos de ser lo más objetivos posible y dejar de lado al ‘yo’. No solo en las ciencias, sino incluso en las humanidades, esto es un deber, sino también una utopía, ya que incluso en la ciencia el investigador tiene su propia visión del mundo, sus propias convicciones y paradigma desde donde trabajan, e incluso sus propios principios estéticos, como se demostró con la revolución copernicana “, dice el Prof. Majfud, quien ha escrito y publicado siete novelas y varios libros de cuentos junto con ensayos y trabajos académicos durante los últimos 24 años.

En su próximo libro, Silicona 5.0, el Prof. Majfud explora la tecnología y sus efectos en la sociedad.

“Se trata del amor, o del amor artificial, en el mundo que viene de la inteligencia artificial y de cómo un ladrón de identidad no es solo un criminal sino, lo que es aún más importante, una parte de toda una cultura consumista que convierte a los humanos en robots mientras que los robots se convierten en humanos”. “, Dice el Dr. Majfud. “En el futuro cercano, las personas se casarán con robots y los robots entenderán mejor a las personas que nuestros psicólogos más eficientes (que, por cierto, no son muy numerosos), lo que parece una solución a muchos problemas, pero mi intuición más profunda dice que será una lenta autodestrucción colectiva. Me temo que nuestras soluciones futuras no serán mejores que nuestros problemas actuales “.

Además de su carrera como escritor, el Dr. Majfud continuará compartiendo sus ideas y opiniones con sus estudiantes en la División de Humanidades.

“No somos maestros sino profesores, y eso significa ser radicales en nuestro cuestionamiento y análisis de la realidad”, dice el Dr. Majfud. “Nuestro primer objetivo no es ser políticamente correcto, sino ampliar los límites del conocimiento tanto como podamos, independientemente de si estamos trabajando con la hipótesis correcta o incorrecta”.

“La ciencia es radical o no lo es. La filosofía, las humanidades, el arte deben ser radicales en sus exploraciones o simplemente son trabajos repetitivos, mecánicos o comerciales para la venta “.

Palabras al vuelo: Shoganai.

Shoganai, o shitakaganai, ya que ambas se usan en el mismo sentido y en el mismo contexto, es una expresión japonesa que se dice cuando no se puede hacer nada frente a las vicisitudes de la vida. Si le buscásemos una traducción al español, podría equivaler a la expresión <<¡qué le vamos a hacer!>>. Sin embargo, shoganai no implica un sentido negativo, sino más bien positivo, ya que implica la aceptación de la realidad tal y como es, aunque esta pueda ser desagradable o dolorosa a los ojos de quien lo dice.

 

 

De esta manera, shoganai expresa una forma de aceptar la vida tal y como viene. Implica entender que las cosas no son como a nosotros nos gustaría que fueran, pero que eso no es malo ni bueno, sino que es la persona que juzga su realidad la que le aporta el valor positivo o negativo y que, si toma distancia de esa realidad, descubrirá que, en realidad, las cosas siempre están bien como están, ya que, si el destino ha hecho que sean así, ¿quiénes somos nosotros para cuestionarlas?